El Bosque de Ainey
Muy bien, has entrado en el Bosque. ¿Preparado para una
experiencia como ninguna antes hayas sentido?


Si eres nuev@ en el foro, visitaGuía para moverse por el foro , un tutorial que te ayudará en mi poco intuitivo foro, El Bosque de Ainey. ¡Que disfrutes!

El Bosque de Ainey

Todo está más allá del Bosque...
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» quedada online en el foro
Miér Nov 03, 2010 7:15 pm por Lunnar

» Lo primero que se te pase por la cabeza.
Sáb Sep 04, 2010 2:52 am por Lunnar

» palabras encadenadas
Vie Jul 09, 2010 12:51 pm por Eowyn

» preguntas con respuesta
Vie Ene 08, 2010 12:34 am por Eowyn

» Imagenes
Lun Dic 21, 2009 7:06 am por Orfrantol

» videojuegos Clasicos
Lun Dic 21, 2009 6:56 am por Orfrantol

» Nueva letra, nueva palabra
Lun Dic 21, 2009 6:53 am por Orfrantol

Lo primero que se te pase por la cabeza.
Jue Oct 16, 2008 7:47 pm por Anonymous
Dejo este espacio para colocar comentarios , hacer off-topic , decir chorradas...
xD


WasHAAAAA ¡ afro

Comentarios: 25
Mejores posteadores
Guardián del Bosque
 
Arielle
 
Lúthien
 
Eowyn
 
Killia
 
Orfrantol
 
El Anarkista Ingles
 
nerea4362
 
drizzt
 
Nataly Strange95
 
Estadísticas
Tenemos 65 miembros registrados.
El último usuario registrado es Masha.

Nuestros miembros han publicado un total de 1288 mensajes en 141 argumentos.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 29 el Lun Dic 23, 2013 11:08 pm.
Los Amigos del Bosque

Comparte | 
 

 Encuentro al Atardecer

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado
avatar


MensajeTema: Encuentro al Atardecer   Miér Jul 22, 2009 6:00 pm

¡Hola a todos! Este pequeño relato es el que presenté a un concurso literario de aquí, de donde yo vivo.

Y digamos que, por "influencias" me he animado a colocarlo ^^

______________________________________________

Encuentro al Atardecer

Estuve allí sentada, esperándole. Sabría que vendría. Eleoran era así, él seguiría luchando para verme. Pero yo, mísera de mí, creada por malditos, sabía que era imposible que nuestro amor llegase a dar fruto. Pero él sabía de mi condición, y sabía que mientras no me tocase, nada podría ocurrirle.

Me asomé a la ventana de mi torreón, de piedras negras cual azabache, y miré al exterior.

Atardecía lentamente, y pronto llegaría la noche, donde verdaderamente sería peligrosa. Por eso me habían encerrado aquí, porque mi piel era veneno y mi sangre tóxica. Y cualquier humano que me tocase, encandilado por mi extraña belleza, moriría antes de poder contarlo.

Muchos habían caído, de hecho. Pero con Eleoran era diferente. Él había acudido a mi llamada un día en la noche, y habíamos conversado durante toda ella. Le expliqué mi condición, no deseando que subiese a mi ventana para encontrarse con la muerte. Durante semanas, días y meses, habíamos trabado amistad, jugando a cosas triviales como el ajedrez, mientras yo le comunicaba mis movimientos.

Pero un día, él había decidido y me había prometido que encontraría la forma de poder verme de cerca y de poder tocarme sin perecer. Y yo había aceptado con su mismo deseo.

Y ahora, aquél campo de flores que rodeaba mi torre y que peleaba con el bosque por ganar un poco más de terreno, parecía cada vez menos lleno de vida. Tal vez debido a mis lágrimas, que producían el mismo efecto de mi sangre y marchitaban todo aquello que tocaban.

Alcé la cabeza al escuchar un relincho en el horizonte. Era él, era Eleoran. Había vuelto, sí, estaba segura de que era él.

Sin pensar siquiera que tal vez no tuviese el remedio, bajé las escaleras de mi torre a toda prisa, llorando de alegría y haciendo que mi vista se nublase.

Cuando toqué la verde hierba con mis desnudos pies, ésta empezó a adquirir un color marrón. Pero no me importo, mi Eleoran había llegado, e iba a darme una vida lejos de los muros de piedra.

-Gabriel -escuché su voz gritar-. Ya estoy aquí, ya tengo la solución.

Corrí a través del bosque, hasta quedar en un pequeño claro rodeado de árboles en su época de hoja caída. Pronto llegó él, con el torso al descubierto, sus cabellos dorados cual sol al aire y su piel tostada debido a su trabajo continuo en el campo, pues él era campesino.

-Oh, amada mía -dijo-. De cabellos castaños y pálida piel como la luna. He encontrado aquello que prometí encontrar, y aquello que nos ahorrará nuestra separación obligada.
-Oh, Eleoran -suspiré-. ¿Estás completamente seguro de que funcionará?
-De allí donde vengo, hay más gente como tú. ¿Ves esto? -me señaló la cadena, con una especie de recipiente lleno de un líquido morado-. Ya lo he bebido, y lo mismo has de hacer tú, si quieres que esto funcione.
-¿Más como yo?
-Sí, mi preciosa Gabriel. ¡Tómalo! -me instó-. Antes de que el sol se oculte, o no surgirá efecto.

Lo cogí y bebí un poco, pero él no soltó la cadena. Un sabor amargo inundó mi garganta, y al desaparecer, me sentía... inofensiva.

-¿Qué tal te encuentras? -me preguntó.
-¡Perfectamente! -sonreí.

Y mientras la fauna del bosque volvía a crecer a nuestro alrededor, yo me lancé a sus brazos, fundiéndonos en el tan ansiado beso que llevábamos esperando desde... no se sabe cuándo.
Volver arriba Ir abajo
 
Encuentro al Atardecer
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cerrado al atardecer
» EN ESTE ATARDECER
» Atardecer Barcelona ¡¡¡ AHORA MAS GRANDE!!!
» atardecer en Altea primeras fotos con la 20D
» Atardecer en Ibiza

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Bosque de Ainey :: El Roble de las Historias Perdidas :: Las historias del Bosque-
Cambiar a: